Siguiente
página

El molinero se murió y la herencia se dividió entre sus tres hijos. Al mayor le tocó el molino. Al del medio, las mulas. Y a Benjamín, el menor, el gato.

Para mejorar tu experiencia debes rotar el dispositivo...
0%
Cuando estés dentro del cuento, desliza la pantalla hacia la izquierda para develar la historia de El gato con botas.